Skip to content

En este artículo, nos sumergimos en las aguas turbias de la historia marítima de esta vasta cuenca, explorando los misteriosos relatos de barcos hundidos que han encontrado su morada en el lecho del río. Cada naufragio cuenta una historia única, desde la era colonial hasta tiempos más contemporáneos, proporcionando una ventana fascinante hacia el pasado y recordándonos la fragilidad y la imprevisibilidad de la navegación en estas corrientes. Acompáñanos en un viaje a través del tiempo y las aguas del Río de la Plata, donde la historia se entreteje con las sombras de los barcos hundidos, cada uno susurrando su propia narrativa de un pasado que yace oculto pero no olvidado.

mapa del rio de la plata

LOS 34 BARCOS HUNDIDOS FRENTE A LA COSTA DEL RIO DE LA PLATA

SEGUN UN ARTICULO DE LA NACION SE OBSERVA QUE

“… Frente a la ciudad de Buenos Aires, entre La Plata y el Tigre, hay por lo menos 34 barcos hundidos en el Río de la Plata, de acuerdo a la División de Buques Náufragos e Inactivos de la Prefectura Naval Argentina. Hay más, pero estos son los que están en observación de la fuerza, que los monitorea para que no se produzcan accidentes.”

Sólo se retiran del río los barcos que pueden representar un peligro para la navegación, especialmente para los veleros, ya que sacar un buque del río es muy caro y tiene un riesgo ecológico. De todas formas, la Prefectura se encarga de mantener informados a los navegantes de los lugares donde hay barcos hundidos. Estos figuran en los GPS y en las cartas náuticas.

El velero Madness se hundió el 26 de noviembre de 2015 mientras participaba de la regata Buenos Aires-Punta del Este a 40 millas de Montevideo al sufrir un desperfecto en el timón que provocó la entrada de agua. Los tripulantes lucharon por salvar al barco, pero debieron abandonarlo y fueron rescatados por los veleros Pura Vida y Tuvalu II.

Uno de los casos más dramáticos de los últimos años fue el del buque Aredelta I, que se hundió a la altura de La Plata el 13 de noviembre de 2006. El barco, que transportaba bobinas, se partió al medio y sus ocho tripulantes fueron rescatados por personal de Prefectura. Como la embarcación no representa riesgos para la navegación, nunca fue sacada del agua.